GRUPO LOBO

Somos GRUPO LOBO una asociación sin ánimo de lucro creada en defensa  y conservación de la biodiversidad de nuestra geografía y, en particular, del lobo ibérico.

MANIFIESTO POR LA PROTECCIÓN DEL LOBO, SUMA A TU ASOCIACIÓN

Se inicia una campaña de adhesiones de ONGs para apoyar al Ministerio de Transición Ecológica en su iniciativa de declarar especie protegida al lobo en ESPAÑA

El proyecto científico Voluntariado Nacional para el Censo del Lobo Ibérico y Evaluación del Estado de Conservación de sus Hábitats Naturales, junto a todas las organizaciones abajo firmantes, manifiestan su apoyo al Ministerio de Transición Ecológica para que haga efectiva, sin más dilación, la inclusión del lobo (Canis lupus) en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESRPE) tal y como dictaminó en 2020 el Comité Científico de Flora y Fauna Silvestres del propio Ministerio de Transición Ecológica a raíz de la solicitud de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL).

Además de su indudable valor cultural, el Comité Científico reconoció en su dictamen el enorme valor ecológico de esta especie, como pieza fundamental en el funcionamiento de los ecosistemas ibéricos y aconsejó la inclusión en el LESRPE de todas las poblaciones de la especie a nivel nacional.

El lobo es una joya de nuestra fauna, un depredador apical que, además de regular eficazmente las poblaciones de ungulados silvestres y mesodepredadores, es capaz de autorregular sus propias poblaciones, incluso en los hábitats más degradados. Su control letal para evitar ataques al ganado es, por tanto, innecesario, ineficaz y contraproducente al desintegrar manadas bien estructuradas que se alimentaban, sobre todo, de medianos y grandes ungulados silvestres.

La ganadería extensiva debe desarrollar su actividad económica siempre desde el respeto total y absoluto al medio ambiente, es decir, a todas las especies silvestres de fauna y flora que habitan sus zonas de pastoreo, contribuyendo a la protección de la biodiversidad, potenciando los servicios ecosistémicos y conservando los hábitats y los paisajes, tal y como implica el cumplimiento de los compromisos ambientales a los que obliga la PAC.

La coexistencia de ganadería extensiva y grandes depredadores precisa de un adecuado manejo del ganado, que incluya la recuperación del pastoreo y la implementación de medidas preventivas y disuasorias. También es preciso garantizar la disponibilidad de suficientes presas silvestres y que las Comunidades Autónomas apliquen cuanto antes la normativa vinculada al abandono de carroñas en el medio natural, ya que constituyen una importante fuente de alimentación del lobo, oso y otros carroñeros.

La actividad predadora del lobo sobre ungulados silvestres enfermos es clave para prevenir epidemias de enfermedades infecciosas que cada año causan importantes pérdidas a la cabaña ganadera. La presencia del lobo también evita la proliferación de perros ferales o abandonados, causantes de gran parte de los ataques al ganado que suelen atribuirse al lobo.

Ya han transcurrido 50 años desde que en 1970 Félix Rodríguez de la Fuente diera aquel primer paso, consiguiendo que el lobo dejase de ser perseguido como una alimaña al ser parcialmente protegido como especie cinegética en la Ley de Caza 1/1970, la cual sigue vigente en algunas CCAA y, paradójicamente, es más conservacionista en algunos aspectos que otras normativas más recientes. Sin embargo, aquella medida que salvó al lobo ibérico de su inminente extinción ya está caduca y resulta insuficiente para garantizar el futuro de la especie a largo plazo y para permitir la expansión del área de distribución de la especie, que apenas ha variado desde entonces.

Por todo lo expuesto anteriormente, el conjunto de las organizaciones firmantes consideran que ha llegado el momento de que el Ministerio de Transición Ecológica dé el siguiente paso, apostando de forma firme y decidida por la recuperación de nuestros ecosistemas y la conservación de nuestra biodiversidad, al conceder, a una especie emblemática y esencial de la fauna ibérica, como es el lobo, el respeto y la protección legal que sin duda merece, tal y como ya se hizo en el pasado con el oso pardo, el lince ibérico, todas las rapaces ibéricas, herpetos, etc.

Suma la adhesión de tu asociación rellenando este formulario:

FIRMA EL MANIFIESTO

Una vez rellenado, el nombre de tu organización será incluido entre l​os firmantes d​e este manifiesto.